Desayunos: ese inigualable y delicioso momento del día

Desayunos: ese inigualable y delicioso momento del día

Existen cuatro palabras que tienen gran encanto entre las familias colombianas: “Los desayunos están listos”. Al oírlas, la mente se llena de imágenes de sabores que hacen despertar no solo el apetito, sino también el ánimo.

Desayunos nutritivos: aspectos importantes que debes tener en cuenta

Al hablar de requerimientos energéticos para tu día o el de tu familia, hay ciertos ingredientes que debes incluir. El objetivo es lograr un adecuado balance de nutrientes para una alimentación sana.

Tras el ayuno de la noche anterior, las reservas energéticas del cuerpo bajan. Por eso, debes incluir una adecuada combinación de frutas, verduras, cereales, lácteos y proteínas para el reabastecimiento calórico.

Recuerda, es importante que en tus desayunos siempre trates de usar ingredientes frescos, de origen natural o no procesados.

Sabores, colores, aromas colombianos para tu paladar y para convidar

Una de las fuentes más saludables de proteína de la naturaleza es el huevo. Es la base ideal de nutrientes para millones de personas. Si te apetece probar algo nuevo, ¿qué tal si le preparas a tu familia una nutritiva receta con huevo?

Una balanceada receta para unos huevos deliciosamente cremosos

Desayunos con huevos y arepa

Necesitarás lo siguiente (por porción):

  • 1 arepa de maíz
  • ½ aguacate maduro
  • 3 o 4 ramas de espinacas
  • 1 huevo
  • ½ tomate de aliño
  • 1 diente de ajo
  • Margarina esparcible Campi®
  • Sal y pimienta

¿Qué debes hacer?

  1. Calienta la arepa en la parrilla a fuego medio. Voltéala ocasionalmente para evitar que se te queme.
  2. Quítale la piel al aguacate, macéralo y déjalo en un recipiente. Mientras tanto, ocúpate del resto de ingredientes.
  3. Pica finamente el ajo y ponlo a sofreír a fuego bajo,  por un par de minutos en una sartén con media cucharada de margarina esparcible Campi®.

4. Corta el tomate junto con las espinacas y agrégalos al sartén con el ajo. Revuelve por un par de minutos. Luego retira esta mezcla y viértela donde tienes el aguacate.

5. Añade sal y pimienta al gusto y revuelve todo hasta lograr una consistencia homogénea y cremosa. Vierte o unta la masa sobre la superficie de la arepa.

El toque secreto para que todos se chupen hasta la “yema” de los dedos

  1. Pon un poco más de Campi® en la sartén que acabas de usar y pon a fritar un huevo entero (sin revolver) hasta que cuaje un poco la clara.
  2. Tres o cuatro minutos bastarán para una yema cremosa. Retira el huevo y ponlo encima de la arepa con la crema de aguacate y verduras.
  3. Al primer bocado, la suavidad de la yema se mezclará con los sabores y texturas de los demás ingredientes. Tus papilas y las de tu familia se encenderán de placer.
  4. Acompaña con café con leche o yogur (lácteos), o con jugo natural (frutas).

Esta es una sencilla preparación con un enfoque nutritivo. De manera sutil e ingeniosa, podrás incorporar ingredientes como verduras y otros nutrientes que tus hijos y tu familia necesitan para comenzar bien el día.

Pan recién tostado y nutritivamente acompañado

En muchas regiones de Colombia encontrarás preparaciones a base de harina. Buñuelos, empanadas y almojábanas son solo algunos deliciosos ejemplos.

Aunque las harinas son importantes, la clave está en saber acompañarlas bien y así asegurarte que tu familia reciba un balance nutritivo.

Una opción práctica y nutritiva para tus desayunos en casa son las preparaciones con pan hechas de manera diferente a lo convencional.

Pan fresco, cremoso y crujiente: un delicioso viaje al interior de nuevos sabores

Necesitas lo siguiente (por porción):

  • 2 tajadas de pan (preferiblemente integral)
  • 1 tajada de jamón o medio chorizo
  • 1 tajada de queso mozzarella
  • 1 hoja de lechuga
  • Un puñado de maní
  • Una taza de champiñones
  • Margarina esparcible Campi®
  • Sal y pimienta

¿Qué necesitas para sorprender en tus desayunos?

  1. Con un poco de margarina esparcible Campi®, pon a sofreír por varios minutos y a fuego medio los champiñones, el maní y el jamón (o el chorizo en rodajas).
  2. Apaga el fogón. Con el calor residual, agrega el queso a la mezcla y revuelve por un par de minutos hasta que se funda con los champiñones y el jamón.
  3. Ve poniendo a tostar las dos tajadas de pan en una sartén ligeramente engrasada con la margarina. Deja que se tuesten a fuego medio por unos cuantos minutos.
  4. Pon los panes ya tostados en un plato y cúbrelos con la hoja de lechuga. Agrega encima la “quesuda” masa derretida y espolvorea un poco de sal y pimienta al gusto. Luego cubre todo con el pan restante.

Ahí lo tienes. Un estilo nutritivo y diferente de sándwich. No solo es rico en cereales, verduras y proteína; también ofrece texturas crujientes y cremosas, conviertiendo los desayunos en una experiencia de deleite.

A veces, las cosas simples son las que más disfrutas

Una manera de economizar tiempos de preparación es apelar a la simplicidad y a la creatividad. Mientras más tiempo compartas con tu familia en la mesa y menos en la cocina, mucho mejor.

Cuando tu familia esté a punto de despertar, mira esta idea de desayunos que también les puedes preparar.

Frutas: una manera creativa de incorporarlas en tus preparaciones

Ingredientes (por porción):

  • 3 uchuvas
  • 1 huevo de codorniz
  • 2 fresas
  • 3 cuadritos de queso blanco o campesino
  • 3 cuadritos de focaccia o pan dulce
  • Miel
  • Pinchos de madera

Prepara este delicioso desayuno con frutas

  1. Básicamente, vas a crear un pincho o “chuzo”. Primero, cortas las fresas a la mitad, los cuadritos de queso y los cuadritos de pan (aprox. de 2 a 3 cms en sus lados).
  2. Alterna colocando en el pincho los ingredientes, para que cada bocado tenga las diversas texturas y nutrientes. Por ejemplo, un cuadrito de pan, media fresa, un cuadrito de queso y una uchuva. Y así sucesivamente hasta completar el pincho. Puedes “abrochar” todo con un huevo de codorniz ya cocido en la punta.
  3. En la mesa puedes incluir miel, crema de leche o crema agria para untar o sumergir los pinchos. Así les darás una textura cremosa o de contraste entre dulces y salados.

Esta es otra excelente manera de dar nutrientes saludables al cuerpo y de disfrutar buenos desayunos en casa.

Recuerda: los buenos desayunos deben estar acompañados de alimentos e ingredientes nutricionales. Pero, especialmente, deben acompañarse de un buen saludo, un abrazo y, claro está, de muchos momentos en familia.

Después de todo, las buenas energías y el amor para con los que nos rodean son también desayunos esenciales para el alma.