Margarina para tu desayuno y merienda. Aprende sus propiedades y beneficios

Margarina para tus desayunos y conoce los beneficios en tu dieta

Hoy queremos hablarte de la margarina. Para empezar, lo que podríamos decir con el fin de situarte en los hechos, es que es un alimento francés inventado en el año 1869.

En aquella época Francia estaba en pleno proceso de expansión imperial. Así las cosas, necesitaba cubrir una demanda de alimentos para la población y las tropas diseminadas por el mundo que era cada vez mayor.

Entonces, con ese objetivo en mente, la ciencia fue la que obtuvo la respuesta. Ese mismo año, un profesor llamado Hipólito Mège-Mouries descubrió lo que más tarde se conocería como margarina; un producto con mucha untuosidad y de suave sabor.

Ya conoces su historia, ahora veamos qué es la margarina

Técnicamente hablando, la margarina es una emulsión sólida y extensible; se dice que es del tipo agua en aceite. Es un producto de origen vegetal, lo que le otorga algunas ventajas que veremos más adelante.

Para su fabricación a nivel industrial se utilizan aceites y grasas insaturadas de origen vegetal mezclados con agua.

Un dato importante: solo se puede denominar margarina si su contenido graso es, como mínimo, de un 80 %. Cuando ese contenido graso es menor, recibe otros nombres, por ejemplo, esparcible.

La margarina y tu dieta

Una dieta equilibrada proporciona todos los nutrientes que el organismo necesita en cantidades adecuadas. Así, el 30 % de la dieta debe representar las calorías totales que se consumen en el día; son las que aportan energía. Ese 30 % debería repartirse así:

  • El 10 %, como máximo, deben ser calorías provenientes de las grasas.
  • El 20 % restante, de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas.

Los ácidos grasos poliinsaturados cumplen procesos muy importantes. Como por ejemplo el linoleico, que contribuye al normal funcionamiento del sistema inmunológico y participa en el control del colesterol (Sanhueza, Nieto y Valenzuela, 2002 ).

Pues bien, las margarinas elaboradas 100 % con grasas y aceites vegetales, tienen una elevada proporción de ácidos grasos esenciales: omega-3 y omega-6. Así, el producto resultante es notablemente rico en ácidos grasos insaturados y con un bajo porcentaje de grasas saturadas.

¿Por qué la margarina es un buen acompañante? Te mostramos 10 de sus propiedades

Por lo general, cuando nos ponemos serios en cuestiones de alimentación, seleccionamos lo que vamos a consumir de acuerdo a su valor nutritivo. Este valor está expresado en la tabla nutricional que ofrece cada producto; no obstante, ocurre que a veces no le prestamos atención.

Cuando eso nos pasa, solemos elegir o descartar un alimento según lo que nos dicta el imaginario colectivo. Con el fin de desmitificar y hablar sobre los beneficios de la margarina, te mostraremos 10 propiedades por las cuales no debes dudar en incorporarla a tu dieta.

1 – Por su esparcibilidad y suavidad

Para elaborar margarina, los aceites vegetales se someten a un proceso que se llama interesterificación. En este proceso se aprovechan las propiedades de cristalización de las grasas para lograr mezclas entre ellas.

El resultado es un producto que permite tener una condición semisólida a temperatura ambiente y de refrigeración; lo cual lo hace ideal para tu desayuno o merienda, pues no requiere de preparaciones difíciles y es fácil de untar.

2 – Contiene vitamina E

La margarina es una fuente importante de vitaminas. Algunas ya las contiene, y otras le son añadidas para enriquecerla. Esta vitamina es antioxidante y favorece el funcionamiento del sistema inmunitario y circulatorio (MedlinePlus, 2019a).

3 – Las margarinas no contienen grasas trans

Cuando el proceso de hidrogenación es parcial o incompleto, sí se producen ácidos grasos trans. Por eso, deben seleccionarse para consumo margarinas que no tengan grasas parcialmente hidrogenadas.

4 – Si consumimos margarina, nuestro cuerpo también obtendrá la vitamina D

La mayoría de las margarinas están enriquecidas en vitamina D. Ella facilita la absorción de calcio y nos ayuda a fortalecer la piel, el tejido óseo y también el sistema inmunitario (CuídatePlus, s.f.).

5 – También se las enriquece en vitamina A, importante para el sistema inmunitario

Gracias a ella podríamos prevenir enfermedades de los ojos, fortalecer el sistema inmunitario, y el buen estado de la piel y de las mucosas (Medline Plus, 2019b).

6 – Algunas veces se mejora su composición

Así como se enriquecen las margarinas con vitaminas, también se le añaden otros compuestos para mejorarlas. Es el caso de las que contienen fibras solubles, importantes porque disminuyen el contenido del colesterol malo.

7 – Su bajo valor calórico la hace un complemento perfecto para las comidas

Una porción de margarina o de una esparcible es de alrededor de 14 gramos. Suponiendo que se trate de una margarina con un 80 % de grasa, el aporte calórico es de aproximadamente 100 kilocalorías; en el caso de una esparcible, de 65 kcal.

8 – La materia prima empleada para elaborarla es rica en grasas insaturadas

La materia prima de la margarina son los aceites y grasas de origen vegetal (maíz, girasol, soja, algodón). Estos compuestos son los responsables del elevado contenido de ácidos grasos insaturados que mencionamos antes. Además del linolénico, también contiene otros no menos importantes: omega-9 y omega-3.

Originalmente, el proceso de hidrogenación producía aumento del tipo de grasas saturadas y disminución de grasas insaturadas. Estas razones le restaban valor al producto.

Pero, actualmente, ese proceso ha evolucionado mucho y se ha perfeccionado. Ahora, lo que se obtiene son margarinas ricas en ácidos grasos insaturados; asimismo, tampoco contienen colesterol.

9 – Mejora la absorción de las vitaminas

Las vitaminas liposolubles (A, D, E y K), son mejor absorbidas por nuestro organismo en presencia de grasas (Johnson, 2018). Por lo tanto, si consumimos margarinas enriquecidas en alguna de ellas, se favorecerá este proceso.

10 – Te protege contra las enfermedades cardiovasculares

Consumir grasas saludables (omega-3 y omega-6) te dará mayor protección contra las enfermedades cardiovasculares (Eufic, 2019). Las principales fuentes de este tipo de grasas son los aceites de origen vegetal (girasol, canola, soja y colza); la materia prima de las margarinas.

Ahora que conoces estas 10 propiedades y los beneficios de la margarina, te invitamos a sentarte a la mesa y disfrutar de una relajante merienda, o de un buen desayuno antes de ir a trabajar.

La margarina es un alimento que tiene muy buen sabor y es ideal para untar y para acompañar múltiples preparaciones; además de sus interesantes propiedades.

Así que ¿qué esperas para probarla?