Snacks deliciosos para tus hijos ¿cómo prepararlos fácil y rápido?

Los snacks son pasabocas ideales para alimentar a tus hijos cuando el tiempo no alcanza para preparar elaborados platos. Y es que estos son perfectos para mostrarles cuánto los quieres en cualquier momento del día. Descubre cómo prepararles comidas rápidas y nutritivas en casa.

Una de tus principales preocupaciones, es alimentarlos con lo mejor. Por eso, hoy te recomendamos algunas ideas refrigerios para niños. Hay opciones muy saludables y fáciles de hacer para preparar en pocos minutos.

Guía para preparar snacks deliciosos

Snacks para preparar a tus hijos y disfrutar en el desayuno

En lo primero que debes pensar, es en los gustos de tus hijos. Anota esos platos que les encantan y combínalos con alimentos nutritivos. Por ejemplo: si aman las pancakes, agrégales zanahoria y dáselas como bocadillos.

También debes tomar en cuenta, los alimentos que dispones en tu nevera o alacena. La idea es que les prepares snacks que sean apetitivos ¡con lo que tengas a la mano!

Otro punto que debes considerar es la forma de prepararlos, porque el tiempo apremia. No tienes porqué pasar horas en la cocina. También pueden servirse fríos. Te compartimos diversas opciones, fáciles de armar.

Snacks a mitad de mañana

Las frutas son ideales y puedes ofrecérselas a tus hijos a mitad de mañana. De hecho, al ser alimentos con tantos beneficios para su salud, deben ser tu primera opción como snacks. Puedes porcionar la fruta y darla a tus hijos como medias nueves.  Por ejemplo, puedes usar, mandarinas en gagos, manzana en trocitos, uvas, etc. Son opciones muy fáciles y rápidas de preparar.

Otra idea que también puedes brindarles son los mix de frutos secos (nueces, avellanas, maní, pistachos, etc.) o granola, acompañados de yogurt. Si lo deseas, puedes agregarles frutas en trozos o un poco de chocolate derretido ¡los sorprenderás!

Snacks para la merienda

Ya para la hora de la tarde, puedes ofrecerles una comida rápida, pero casera ¡piensa en bocadillos dulces o postres! Eso sí que sean bajos en grasas y azúcares. Puedes combinarlos con opciones de gran valor nutricional. Por ejemplo: gelatina con frutas (incluye las de su preferencia).

Otra idea para snacks, tipo merienda, son los rollitos de plátanos maduros y queso. Con solo freír los plátanos en lonjas; cortar rectángulos de queso y colocarlos adentro ¡ya los tendrás listos! Usa palillos, para presentárselos de forma divertida.


Como mamá, el bienestar y la salud de tus hijos es tu prioridad. Por ello, ofréceles siempre snacks nutritivos y meriendas saludables que les permitan seguir creciendo ¡sanos y fuertes!