Aportes del campo a la sustentabilidad de Colombia

Aportes del campo a la sustentabilidad de Colombia

Si eres colombiano, llevarás contigo siempre un trocito de campo. Con solo pensarlo ya puedes sentir el olor a tinto recién hecho, a finca, a tierra mojada, a montaña, a llano y a recuerdos bonitos que nunca se apagan.

Las bondades de la tierra colombiana son tales que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) la colocó en el puesto número 22, entre 223 países con potencial para expandir su agricultura sin afectar negativamente a la naturaleza (Revista Compensar, s.f).

Sumado a esto, el 83.5% de los alimentos que se consumen en Colombia son producidos en el campo. De este modo, se registra una admirable autosuficiencia alimentaria (Ministerio de Agricultura, 2016).

El trabajo y la tradición familiar que existe en las vidas del campo de Colombia.

El campo, la familia y las tradiciones

Además, en torno al campo se tejen costumbres familiares de unión, celebración y riquísima comida típica de Colombia. Esto da muestra del esmero con el que cocinan las madres y abuelas de este país.

En tal sentido, puedes recordar con amor el rico sabor de un caldo de pollo, de una sopa de mondongo o de unas arepas preparadas a leña y degustadas en familia al aire libre durante tus días de infancia. Ahora tienes la dicha de poder recrear esas hermosas vivencias con tus hijos haciendo que también perduren en sus memorias.

El campo ofrece una magnífica oportunidad para conectar con las tradiciones y la naturaleza, enriqueciendo el disfrute familiar.

Actividades recreativas para llevar a cabo en el campo

Algunas de las actividades que puedes hacer al aire libre con tus seres queridos y que serán de provecho para los más pequeños de la casa son:

  • Montar a caballo
  • Observar animales como aves, monos, vacas, venados, ardillas, chigüiros, etc.
  • Plantar árboles
  • Conocer la cultura cafetera del país a través de recorridos
  • Acampar
  • Degustar comida criolla
  • Bailar joropo
  • Pasear por fincas y haciendas
  • Aprender a cultivar alimentos
  • Navegar en lancha
  • Pescar
  • Nadar en ríos

Estas actividades permiten compartir las tradiciones ligadas al cultivo de la tierra y es una buena oportunidad para escuchar las historias de los abuelos, quienes guardan una bella conexión con la vida rural.

****

Nuestro campo será siempre parte de nuestras historias.

Si habitas en la ciudad, las visitas a los medios rurales posiblemente te brindarán un emotivo

reencuentro con familiares y amigos que residen en localidades campesinas.

****

Por todos estos motivos es que llevar a Colombia en el corazón, siempre será sinónimo de llevar una parte de campo contigo.

REFERENCIAS.

– El campo en Colombia. (s.f). Colombia: Revista Compensar. Consultado en Revista Compensar

– El 83.5% de los alimentos que consumen los colombianos son producidos por nuestros campesinos. (2016). Colombia: Ministerio de Agricultura. Consultado en Ministerio de Agricultura